SONÁMBULOS (Mick Garris) / 1992: Brian Krause, Mädchen Amick, Alice Krige, Jim Haynie, Cindy Pickett, Ron Perlman, Lyman Ward, Dan Martin, Stuart Charno, Glenn Shadix, Cynthia Garris, Monty Bane.

 

    Garris, creador de la serie Masters of horror, adaptó por primera vez a Stephen King en la película que nos ocupa. En este caso dirige un libreto creado directamente por el escritor de Maine para su adecuación (de la que no quedó en absoluto satisfecho) a la pantalla (posteriormente Garris también se haría cargo de las miniseries Apocalipsis, 1994; El resplandor, 1997; Quicksilver highway, 1997; y Desesperación, 2006, estas sí, basadas en novelas de King), siendo el resultado, a todas luces, decepcionante.

 

    En un principio, la historia de una raza de seres llamados Sonámbulos que necesitan absorber, como si se tratase de vampiros, la energía de jóvenes vírgenes para continuar con vida, presenta cierto atractivo. Esta mitología se adorna con el halo trágico que supone el hecho de que dicha estirpe esté al borde de la extinción (en la película se dice que solo quedan dos ejemplares, Charles y Mary Brady, interpretados por Krige y Krause, lo que además provoca que mantengan una relación incestuosa con el fin de perpetuar su especie) y con otros aditamentos, como el hecho de que son capaces de adoptar una apariencia humana que evita que sean descubiertos (su aspecto real, similar al de los grandes felinos, solo puede ser advertido por los gatos -el porqué nunca se explica-, sus enemigos acérrimos, capaces de acabar con ellos), pudiendo, además, alterar la realidad, haciéndose invisibles o cambiando la percepción que los individuos normales tienen de determinados objetos. El problema surge cuando se comprueba que los dos seres no provocan ninguna empatía, al carecer de cualquier sentimiento de culpa ante los crímenes que cometen, guiándose única y exclusivamente por sus instintos y eliminando a cuantos se cruzan en su camino, con lo que al público le importa realmente poco lo que les suceda. Además, el personaje al que da vida la bellísima Amick (el interés sentimental de Charles, cuyo único objetivo es cazar a la chica para entregársela a su madre), con esa deliciosa presentación bailando con una escoba al ritmo del “Do you love me” de The Contours, se ve ensombrecido por unos rasgos que confunden inocencia, pureza y bondad con estupidez (algo que sucede en el cementerio, cuando tras golpear a Brady nada más ser atacada por él, acude a ver si el joven se encuentra herido; o también al final, cuando tras acabar con el sonámbulo y huir de la casa con el sheriff siendo perseguidos por una Mary fuera de sí, retiene a aquel con la intención de volver al interior para comprobar si el chico ha muerto, lo que provocará la muerte del agente; o el momento en el que se sube al vehículo policial, el cual es incapaz de arrancar mientras es asediada por su perseguidora, a su vez atacada por una multitud de gatos furiosos, estrellando el coche posteriormente contra un árbol que se encuentra a un par de metros de distancia). Si a ello añadimos la incompetencia de un agente que dispara hasta cinco veces a una Mary Brady que se encuentra completamente inmóvil en la misma habitación sin conseguir alcanzar su objetivo, mientras que ésta es capaz de volar dos vehículos de la policía de dos tiros, el grado de incoherencia que se alcanza ya es demasiado alto.

 

    De todas maneras, el fan siempre puede jugar a descubrir la infinidad de cameos que trufan el filme (Desde John Landis y Joe Dante haciendo de técnicos de laboratorio, hasta Clive Barker y Tobe Hooper en el rol de forenses, pasando por un Mark Hamill que hace de teniente de policía o Stephen King en el papel de cuidador del cementerio), o algún que otro homenaje (el pueblo en el que se encuentra el cadaver al principio de la película se llama Bodega Bay, al igual que el del filme Los pájaros, Alfred Hitchcock, 1963), aunque esto no logre hacer olvidar en absoluto las múltiples carencias de la película.

 

    Finalmente cabe citar que el tema principal de la película, de título “Boadicea”, está interpretado por Enya.

 

(4/5)

CARÁTULAS Y POSTERS

TRAILER ESPAÑA

TRAILER USA

COMENTARIOS

Comentarios: 0

PELÍCULAS EN LA WEB

Ciencia Ficción:        21

Terror:                  303

Fantasía:                  0

TOTAL:                324

CARÁTULAS Y

POSTERS:            19713