HALLOWEEN: RESURRECTION (Rick Rosenthal) / 2002: Bianca Kajlich, Busta Rhymes, Sean Patrick Thomas, Daisy McCrackin, Katee Sackhoff, Luke Kirby, Thomas Ian Nicholas, Ryan Merriman, Tyra Banks, Jamie Lee Curtis, Brad Loree, Billy Kay, Gus Lynch, Lorena Gale, Marisa Rudiak.

 

   Tras acabar con Laurie Strode (Curtis) en la institución mental en la que ésta se hallaba recluida (en una situación similar a aquella en la que se encontraba Sarah Connor al inicio de Terminator 2: El Juicio Final, James Cameron, 1991), Michael Myers (interpretado por el stunt man Brad Loree) regresa al que fuera su hogar para finiquitar a un grupo de jóvenes que tienen la estúpida idea de protagonizar una especie de Gran Hermano emitido por internet y situado en la vivienda del asesino en serie.

 

   Después de que Steve Miner recuperara el pulso de la saga en la meritoria Halloween H20, 1998, adaptando la entrega a los nuevos parámetros establecidos por Scream, Wes Craven, 1996, y demás sucedáneos, Rosenthal, al que podemos ver en un cameo como el profesor Mixter, dirigió el que supone el último y definitivo capítulo de la serie original salvo monumental sorpresa, pues el filme primigenio de Carpenter ha sido objeto de un estimable remake denominado Halloween: El origen, realizado por Rob Zombie en el año 2007, que ya ha contado con su correspondiente secuela, de título Halloween II, dirigida igualmente por Zombie en el año 2009. El regreso de Rosenthal a la saga de Michael Myers (también dirigió Halloween II: Sanguinario, 1981, bien considerada entre el público pese a ser una tremenda mediocridad) constituye uno de los puntos más bajos de todas las entregas rodadas hasta la fecha.

 

   A ello contribuye la idea de eliminar a Laurie Strode de una manera sumamente ridícula. Para ello, nada mejor que ingresarla en un hospital psiquiátrico (primer aspecto ilógico, pues al final de Halloween H20 su estado mental era perfecto tras acabar con la vida de su némesis y salvar a su hijo, del que vemos una fotografía en su habitación). Como no podía ser de otra forma, Myers utiliza la conexión mental que tiene con su hermana (y que también le sirve para saber que un grupo de teenagers andan curioseando en su morada) y acude raudo y veloz con el fin de asesinarla. Tras un enfrentamiento digamos que digno, en el que el asesino enmascarado acaba colgado de un pie en la cornisa de la azotea del edificio, nos damos de bruces con una nueva incoherencia que deja en entredicho la inteligencia de Laurie. Ésta, con un enorme cuchillo en la mano y con el asesino a su merced, decide cortar la cuerda que lo sujeta, pero hete aquí que a la mujer le entra una duda final acerca de la identidad del hombre tras la máscara (recordemos que en otra idea genial del guionista de turno, la persona a la que Strode decapitase al final de Halloween H20 no era Myers, sino un agente de la ley al que aquel dejó inconsciente y le rompió, atención, las cuerdas vocales para que no pudiese gritar, poniéndole luego la máscara y el traje. Magistral argucia, sin duda), y tiene la genial idea de acercarse para quitársela (la pregunta es: ¿Quién va a estar tras la máscara sino Michael? Además, éste acaba de intentar asesinarla, así que la vacilación es totalmente ridícula). Entonces Myers la coge y el peso de ambos rompe la cuerda, cayendo un trecho hasta quedar de nuevo colgados, momento en el que el cuchillo se clava en la espalda de la mujer, que antes de precipitarse al patio aún tiene arrestos para… darle un beso a su hermano y decirle: “Nos vemos en el infierno”. Grotesco cuanto menos. A continuación asistimos al mejor momento del filme, en el que Myers entra en la habitación de uno de los pacientes, experto en psicópatas en serie (momentos antes recita la vida y actos de asesinos como Ted Bundy o John Wayne Gacy). La cámara subjetiva ubicada en el lugar del asesino muestra la cara de fascinación del hombre, que comienza a citar la cronología criminal de Myers (obviando, como hacía la anterior entrega, los sucesos acaecidos en las partes que van de la cuarta a la sexta), que coge el cuchillo por la hoja y lo entrega por el mango a su interlocutor. La salida de Myers por el pasillo se ve acompañada por el ya mítico score creado por John Carpenter para La noche de Halloween, 1978.

 

   Y a partir de ahí, el lugar común, el tópico, los personajes absurdos y unidimensionales (es una lástima ver a Sackhoff, quien diera vida a la inmortal Kara “Starbuck” Thrace en la magistral Battlestar Galactica, en un papel tan nimio y vulgar), las situaciones ridículas (¿Myers usa hinojo fresco para cocinar en sus ratos libres?), los homenajes que no llevan a ningún sitio (las imágenes cámara en mano y en primera persona, tan en boga a raíz del éxito reciente de la lamentable El proyecto de la bruja de Blair, Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, 1999; la muerte del operador cuyo cuello es atravesado con uno de los pies de su cámara, y que remite directamente a El fotógrafo del pánico, Michael Powell, 1960; Sara -Kajlich- manteniendo a raya al asesino con una motosierra, tal y como hiciera Ginny -Amy Steel- con Jason Vorhees en Viernes 13 Parte 2, Steve Miner, 1981…), y la falta de respeto a un personaje mítico de la talla de Michael Myers, que forma parte del imaginario colectivo y de la cultura popular (la escena de Rhymes emprendiéndola a golpes de kárate con él y pegándole una soberana paliza mientras emite ridículos aullidos merece pasar desde ya al museo de la psicotronía). En definitiva, el vacío absoluto.

 

(3/4)

CARÁTULAS Y POSTERS

TRAILER USA 1

TRAILER USA 2

TRAILER USA 3

TRAILER ESPAÑA 1

COMENTARIOS

Escribir comentario

Comentarios: 0

PELÍCULAS EN LA WEB

Ciencia Ficción:        33

Terror:                  376

Fantasía:                 10

TOTAL:                  419

CARÁTULAS Y

POSTERS:            19880

PODCASTS:

 

Los jinetes del apodcastlipsis.

 

Enlaces a todos los programas del podcast en el que hablamos de cine, literatura, series, videojuegos o música, siempre relacionados con el cine de terror.