976: EL TELÉFONO DEL INFIERNO (Robert Englund) / 1988: Stephen Geoffreys, Patrick O´Bryan, Sandy Dennis, Jim Metzler, María Rubell, Lezlie Deane, J.J. Cohen, Paul Willson, Greg Collins, Darren E. Burrows, Joanna Keyes, Gunther Jenson, J.J. Johnston, John Slade, Robert Picardo.

 

   Spike (O´Bryan, actor con una corta carrera cinematográfica, cuyo último papel sería en la secuela de la película que nos ocupa, titulada 976 evil 2: El elemento astral, Jim Wynorski, 1992) es un joven huérfano que vive con su tía y su primo Hoax (Geoffreys, que dio vida a Evil Ed, el amigo de Charlie Brewster -William Ragsdale- en Noche de miedo, Tom Holland, 1985, y que posteriormente se pasaría durante una década, desde 1992 hasta el 2002, al porno gay), un joven influenciable que lo admira y que es maltratado en el instituto por el típico grupo de matones. Un día se encuentra por casualidad el número de teléfono de un horóscopo al que decide llamar para pasar el rato, pero una voz enérgica y cautivadora le convence para que comience a hacer cosas en un principio normales. Las llamadas se repiten y los encargos se vuelven cada vez más peligrosos. El joven decide cortar por lo sano, pero es su primo el que encuentra la tarjeta con el número. Pronto Hoax se deja cautivar por la seductora voz, convirtiéndose en un ser cada vez más peligroso y diabólico que, llegado el momento, no duda en acabar con aquellos que se interponen en su camino o que le han humillado alguna vez.

 

   El debut en la dirección de Robert Englund (que luego dirigiría un par de episodios de la serie Las pesadillas de Freddy y otro filme desconocido en nuestro país de título Killer pad, 2008), uno de los mitos más grandes del cine de terror, no solo por dar vida a Freddy Krueger a lo largo de una saga formada por ocho películas, sino por su aparición en infinidad de títulos de género, tuvo lugar con esta modesta película de serie B, que parte de una idea atractiva (el guión está coescrito por el posteriormente cotizadísimo -L.A. confidential, Curtis Hanson, 1997; Mystic river, Clint Eastwood, 2003; Robin Hood, Ridley Scott, 2010…- Brian Helgeland) y discurre de manera más o menos aceptable, pese a sus notables limitaciones, pues los personajes conectan con el público (Spike es el típico caradura simpático que cae bien, algo que también sucede con Suzie -la bellísima Deane, que posteriormente volvería a trabajar con Englund en un capítulo de la mencionada serie protagonizada por Krueger, así como en Pesadilla final: La muerte de Freddy, Rachel Talalay, 1991, ejerciendo en ambas como víctima propiciatoria del asesino de las cuchillas-, su novia, e incluso con los fanfarrones del instituto -que juega al poker en una sala de unos cines de barrio en la que hay posters de Noche de miedo; Maniac, William Lustig, 1980; o La naranja mecánica, Stanley Kubrick, 1971, o del grupo de hard rock Quiet riot- mientras que Geoffreys consigue que Hoax resulte repulsivo y antipático, pese a ser vilipendiado y humillado constantemente por sus colegas); se produce algún que otro asesinato original (la muerte de Suzie, atacada en su casa por arañas venenosas que son invocadas por un enajenado Hoax desde su habitación), y goza de un final ciertamente espectacular si tenemos en cuenta el tiempo transcurrido y el exiguo presupuesto (esa casa que se convierte en un auténtico infierno, con grietas que se abren en el suelo y que muestran abismos insondables o por los que trascurren ríos de lava).

 

   Robert Picardo, un habitual de la filmografía de Joe Dante (Aullidos, 1981; No matarás… al vecino, 1989; Gremlins 2: La nueva generación, 1991; o Pequeños guerreros, 1998), da vida a Mark Dark, un trasunto del mismísimo diablo, que es quién se esconde tras la voz que responde a las llamadas que recibe el “horroróscopo”.

 

 

(5,5/2)

PELÍCULAS EN LA WEB

Ciencia Ficción:        33

Terror:                  376

Fantasía:                 10

TOTAL:                  419

CARÁTULAS Y

POSTERS:            19880

PODCASTS:

 

Los jinetes del apodcastlipsis.

 

Enlaces a todos los programas del podcast en el que hablamos de cine, literatura, series, videojuegos o música, siempre relacionados con el cine de terror.